Infección dental: ¿En qué consiste?

Las infecciones dentales ocurren cuando en la parte vital del diente, es decir, en el nervio del diente se producen la llegada de bacterias procedentes de la boca.

Contenido

Las infecciones dentales provocan un dolor agudo espontáneo, pero también pueden producir dolor a los cambios de temperatura, tanto al frío como al calor, dolor a la masticación o incluso dolor al cepillarnos los dientes.

El típico dolor de muelas que puede producir una infección dental puede llegar a ser insoportable, siendo uno de los dolores más temidos.

¿Por qué aparecen las infecciones de dientes?

Las infecciones dentales suelen aparecer cuando se descuida la higiene bucodental y se adquieren unos malos hábitos de salud. Esto provoca un aumento de la bacterias patógenas en la cavidad oral.

Las causas que pueden provocar un aumento de las bacterias en la boca suelen ser la falta de higiene bucal, una mala alimentación, el tabaco o el alcohol. Estos malos hábitos hacen que aumenten el número de bacterias presentes en la boca.

Estas bacterias patógenas provocan tanto infecciones en los dientes como en las encías:

  • Caries. Las caries son las lesiones que aparecen en los dientes cuando una bacteria logra romper el esmalte y desarrollarse en el interior del diente. Si no se trata la caries, las bacterias avanzarán hacia el nervio del diente infectando la parte vital del diente y provocando dolor intenso.
  • Periodontitis. La periodontitis es la infección por bacterias de la encía y el hueso que soporta al diente. Esta infección puede extenderse y alcanzar al diente, destruyendo el nervio dental y provocando su infección.

¿Cómo tratar la infección dental?

Hay dos tipos de tratamientos para tratar una infección dental. Una parte más conservadora que sería la endodoncia, intentando conservar el diente, y otro tratamiento sería la extracción dental.

Endodoncia

La endodoncia es un procedimiento que realizar el odontóloga para tratar los conductos del diente y se conoce comúnmente como matar el nervio. Este procedimiento consiste en limpiar los conductos de bacterias.

Se realiza cuando hay caries muy profundas que hacen que la pulpa dental (nervio) se inflame causando dolor.

Con este tratamiento podemos salvar los dientes y así evitar su perdida o extracción.

Extracción dental

La extracción dental es el procedimiento que realiza el odontólogo para extraer un diente de la encía. Este tipo de procedimientos se realiza en casos extremos cuando el diente no se puede recuperar debido a:

  • Dientes fracturados o rotos, los cuales no pueden salvarse con tratamientos conservadores, como la endodoncia.
  • Restos radiculares.
  • Dientes que estén perjudicando a otros

Para tratar las infecciones es importante un buen diagnóstico, ya que para el paciente conservar el diente es su máxima prioridad.

La pérdida de un diente  puede llevar a sufrir ciertas incomodidades y además bajar el estado de ánimo de la persona, ya que si estamos hablando de un diente  visible, la persona estaría incomoda y estéticamente no se vería bien. Además  habría que  proceder a otros tratamientos como por ejemplo la colocación de un implante dental.

Por ello siempre hay que intentar un tratamiento conservador con el diente y sólo proceder a su extracción cuando el diente es irrecuperable y no existe ningún tipo de tratamiento para conservarlo en la boca.

¿Se puede prevenir una infección dental?

Si. Se puede prevenir una infección dental, pero para ello hay que ser conscientes del cuidado de nuestra boca para evitar posibles problemas dentales y disminuir el número de bacterias presentes en la cavidad oral.

Os dejamos estos consejos que pueden ayudar a mejorar el estado de salud bucal:

  • Cepillarse los dientes después de cada comida o como mínimo dos veces al día
  • Disminuir los alimentos ricos en azúcar
  • Realizar visitas periódicas al dentista

¿Cómo prevenir la infección dental?

Para mejorar el cuidado de la boca os daremos una serie de consejos.

Es un aspecto muy importante que hay que tener en cuenta, ya que la boca tiene diferente funciones, no sólo ecomer, si no también hablar, sonreír, expresarse.

Para cumplir estos consejos se requiere que la persona sea consciente e interiorice bien el porqué de estos cuidados y los aplique para obtener una buena salud bucal.

  • cepillarse los dientes al menos dos veces al día
  • utilizar el hilo dental
  • realizar buenos hábitos de alimentación
  • evitar el tabaco y el alcohol
  • realizar revisiones periódicas

La infección dental es fácil de prevenir si conseguimos tener una buena higiene bucodental y realizamos visitas periódicas a nuestro dentista de confianza. En Clínica Dental Nishikawa enseñamos a nuestros pacientes cómo conseguir tener una buena higiene dental ya que apostamos abiertamente por la prevención de la caries y de la enfermedad periodontal.

Comparte este artículo:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email